Las intimaciones por falta de pago correspondiente a créditos que le estaban siendo descontados de sus haberes, como otras importantes irregularidades, continúa sin solución a una buena cantidad de empleados municipales. Lo que también está claro que fue confirmado en los últimos días que un grupo de empleados presentó en Junín una denuncia penal por estafa y asociación ilícita, mientras dirigentes de la Federación de Trabajadores Municipales Bonaerenses se reunieron con lo que queda de la comisión directiva del Sindicato rojense, sin ofrecer por el momento solución alguna para la situación.
La reacción en cadena se produjo hace algunos días cuando los trabajadores empezaron a recibir intimaciones –mediante cartas certificadas- por falta de pago de cuotas correspondientes a créditos que, hasta ese momento, le estaban siendo descontadas de sus haberes directamente por la Municipalidad. Además, los montos reclamados en muchos casos eran superiores a los solicitados, y hasta hubo algunos a quienes se les exigió el pago de cuotas de créditos que jamás fueron pedidos.
Ante la situación, el viernes por la tarde se hicieron presentes en el Sindicato de Trabajadores Municipales miembros de la FESIMUBO, a fin de tomar conocimiento sobre la crisis suscitada tras el reclamo, por parte de financieras, de cuotas ya descontadas a empleados de la comuna. Estuvieron presentes el secretario coordinador general de esa federación, Daniel Alarcón, junto a los secretarios generales de las entidades de base de Colón, Darío Alustiza, y de Salto, Jorge Anóbile.