Rojas es la ciudad cabecera del partido homónimo, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, Argentina. Se ubica a 240 km de la ciudad de Buenos Aires, 155 km de Rosario, 52 km de Junín y 38 km de Pergamino. Se encuentra a la vera de la Ruta Nacional 188.

Para dirigirse a Buenos Aires se viaja por la RP 31, Ruta Nacional 7 y Autopista del Oeste.
Está situada en la denominada zona núcleo con las mejores tierras fértiles para la explotación agropecuaria, tanto de cereales como oleaginosas.

El distrito cuenta con aproximadamente 23.500 habitantes. El 95 % de la población cuenta con servicios de agua corriente y cloacas, mientras que el 100% dispone de electricidad. El 88 % de la población habita en viviendas de categoría A (buena), el 8 % habita en viviendas de categoría B (regular) y el resto en viviendas de baja categoría.

La tasa de analfabetismo es del 1,82 %. En la ciudad se encuentran numerosos establecimientos educativos primarios y secundarios. La ciudad de Rojas cuenta con 19.766 habitantes.

La principal actividad económica son la agricultura, la ganadería, los servicios y las agroindustrias.
Rojas es conocida por haber sido el lugar donde nació y pasó su infancia el célebre escritor Ernesto Sabato, considerado el hijo pródigo por los habitantes de la ciudad. Se conserva su casa natal y la escuela en la que cursó sus estudios primarios. Jorge, Juan y Arturo Sabato son también oriundos de Rojas.
Residió gran parte de su vida en el partido de Rojas el ex gobernador justicialista de la provincia de Buenos Aires, el extinto mayor Vicente Carlos Aloé.

En la zona este del partido de Rojas aún se conserva el Puesto El Clavo, donde pernoctó Manuel Dorrego la noche anterior a su fusilamiento.

El múltiple campeón de turismo de Carretera, Juan Gálvez, cumplió actividad comercial en Rojas y en los últimos años de su trayectoria su cupecita llevaba la inscripción «Ciudad de Rojas».

Otros personajes famosos son los futbolistas Lisandro López (nacido en Rafael Obligado), jugador del Olympique de Lyon y Racing Club de Avellaneda, y Federico Vilar, arquero del Atlante de México y de Boca Juniors de Argentina.

También en el plano deportivo se destaca el joven jockey Gustavo Emiliano Calvente, quien es uno de los diez jinetes más ganadores en los hipódromos de San Isidro, Palermo y La Plata, y es considerado la gran promesa del turf argentino.

La ciudad también fue reconocida por el equipo de voley local, Rojas Scholem, en la Liga Argentina de Clubes de Voleibol, un emprendimiento de los hermanos José y Luis Aladro, cuyo principal exponente supo ser Hugo Conte, obteniendo el título de 2001-2002 y el Campeonato Sudamericano de Clubes de 2003.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *