El Gobierno bonaerense analiza la posibilidad de convocar a nuevas audiencias públicas para evaluar el aumento del 46% en las boletas de agua que pretende imponer ABSA, ante la posibilidad de que la judicialización del expediente demore aún más la aplicación de las subas.
Ante el fallo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo de La Plata a cargo de Luis Arias, quien prohibió a ABSA realizar aumentos antes de convocar a nuevas audiencias en zonas más cercanas al área de servicio de la empresa, la Fiscalía de Estado –que aún no fue notificada de la medida judicial- deberá resolver si apela la medida o recomienda dar lugar a nuevas consultas, frente a la posibilidad de que la judicialización del expediente demore aún más la aplicación del incremento.
Como se recordará, el martes el Organismo de Control de Aguas de la Provincia (Ocaba) realizó una audiencia pública en San Cayetano para evaluar el aumento del 46% propuesto por ABSA. Allí, usuarios y legisladores cuestionaron duramente la falta de mantenimiento, la alta concentración de arsénico en el agua y la lejanía del lugar elegido para realizar la audiencia.
Antes, Arias había hecho lugar a un pedido del diputado del FAP, Ricardo Vago, que reclamaba la realización de nuevas audiencias en zonas con mayor cantidad de usuarios del servicio, al considerar “irrazonable” la convocatoria en San Cayetano.
Ahora el Gobierno deberá definir en el plazo de cinco días hábiles si apela el fallo o convoca, a través de la Ocaba, a nuevas consultas.