La Cámara de Diputados bonaerense giró al Senado un proyecto que suspende el uso de radares fotográficos en las rutas de la Provincia por no estar señalizados como lo estipula la ley. Podría ser por 60 días o hasta que se cumpla con este requisito.
El proyecto fue presentado por el titular del bloque del Pro Peronismo, Marcelo Di Pasquale y la fundamentó en que “muchos de los radares existentes –sobre todo los ubicados sobre la red vial que conduce a las ciudades turísticas en la Costa Atlántica- no poseen la señalización adecuada como lo establece la modificación del artículo 28 bis de la Ley 13.927” . Precisamente ese cambio dispuso la colocación de carteles indicativos de los radares, como mínimo a 500 metros de cada control.
Según el legislador, de este modo “los radares se inclinan más a convertirse e un instrumento recaudatorio con las infracciones que se detectan, que a una efectiva herramienta de seguridad vial”. Y ejemplificó con el radar ubicado en la Ruta Provincial 86 que une Necochea con Benito Juárez, donde se realizaron más de 400 multas en sólo 48 horas, sin tener ésta la señalización adecuada.
“Así los radares no cumplen con su verdadera función que es poder lograr un sistema de control de velocidad para mejorar la seguridad en nuestro y reducir los elevados índices de accidentes viales”, concluyó Di Pasquale.