tamboLa Mesa Nacional de Productores de Leche (MNPL), reclamó una urgente actualización del precio de la leche cruda debido al derioro sufrido por el proceso inflacionario. En el marco de la VIIª Expoagro, los integrantes de la MNPL plantearon la necesidad de recomponer el precio en tranquera, «frente al aumento de los costos de producción, en un proceso inflacionario que afecta a su vez el valor del dólar con el que se cobran las exportaciones de productos lácteos perjudicando notoriamente los ingresos de la cadena».
«Los tamberos argentinos recibimos el precio más bajo entre los países representativos de la producción de leche, con un crecimiento de apenas el 11% en comparación de los países de la región que tuvieron un alza que alcanza entre el 28% y el 70%», expresaron.
Los productores criticaron también «las intervenciones del gobierno en el mercado que posibilitan aumentos de precios al consumidor mientras se regulan los valores industriales, lo que redujo la participación del tambero, en el precio final de los productos lácteos ya que los aumentos de los precios al consumidor no se trasladaron al productor».
Todo ello, en un contexto de sobreoferta de leche porque no se realizaron las inversiones adecuadas en la industria láctea, debido a la incertidumbre creada por falta de reglas y de políticas de Estado, la ausencia de estímulos adecuados y el exceso de arbitrariedades.
Los tamberos remarcaron que existe un «creciente endeudamiento de los tambos por la destrucción de su rentabilidad, lo que crea un creciente riesgo de desaparición de más establecimientos».
Como medida de emergencia, la MNPL solicitó un aporte no retornable de 0,30 $/Lt., para los primeros 3.000 litros, hasta tanto se implementen las medidas correctivas de las distorsiones de la cadena láctea, más un crédito blando equivalente a un mes de producción que permitiría a los tamberos cubrir la falta de liquidez.