Tamberos nucleados en la Federación Agraria Argentina (FAA) le reclamaron al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, una compensación económica urgente «ante la comprobada baja del precio de litro de leche en tranquera y la suba indiscriminada del costo de producción».
El pedido fue formulado a través de una carta enviada a Domínguez por la Comisión Interna de Lechería de la FAA, en la cual se solicitó una compensación de 0,20 pesos por litro de leche a aplicarse en los tambos de hasta 3.500 litros diarios, aunque sólo para los primeros 2.000 litros producidos por día, y por un plazo de seis meses.
La decisión se adoptó durante la reunión de los miembros de la Comisión de Lechería de FAA realizada hoy en Rosario, Santa Fe, en la cual también se resolvió la convocatoria a una asamblea en Córdoba luego de las elecciones nacionales, para «exigir profundos cambios en las políticas para el sector», informó la entidad.
En la reunión presidida por Guillermo Giannasi, flamante vicepresidente 2º de la FAA, se analizaron los resultados del encuentro que mantuvo la Mesa Nacional de Productores de Leche con Domínguez el 5 de octubre último.
En esa oportunidad, el director de FAA Carlos Baravalle le planteó a Domínguez la necesidad de implementar algún fondo o compensación mensual para los productores de leche que cobran menos del valor promedio que paga la industria por litro de leche, que en la actualidad se ubica entre 1,50 y 1,55 pesos, a lo cual el funcionario dejó abierta la posibilidad de otorgar un subsidio único, por una sola vez.