Se trata de Norberto Mariani, cuya declaración refuerza la hipótesis de que la Policía no fue la que encontró los cuerpos. El jueves, autores desconocidos balearon su casa y cuando se acercó a mirar, una bala impactó en su pectoral izquierdo.
Norberto Mariani es uno de los testigos clave en la causa por la muerte de la familia Pomar. Fue la persona que declaró haber visto que un patrullero pasó a toda velocidad lejos de donde estaban los cuerpos. A partir de este testimonio, se reforzó la hipótesis de que la Policía no fue quien encontró los cuerpos, tal como dijeron desde la cúpula de la Bonaerense.
El jueves por la noche desconocidos pasaron por la puerta de su casa en Salto, Buenos Aires, y le tiraron dos tiros en la puerta. Cuando se acercó a mirar, una tercera bala le dio a la altura del pectoral izquierdo, pero al impactar antes en un vidrio y una madera, la bala no ingresó al cuerpo. Norberto está convencido de que “fue la Policía”.
El 8 de diciembre, cerca de las 16:30, la familia Pomar fue encontrada al costado de la ruta provincial Nº 31, en la localidad bonaerense de Gahan, a 15 kilómetros de Salto y a 55 de nuestra ciudad. La Policía se apuró a decir que los habían encontrado tras una larga búsqueda. Sin embargo, a esa hora viajaba por la misma ruta Mariani y su mujer, que reconoció a los policías.
“Crucé a un patrullero que venía con gente de civil pero adentro llegué a ver al jefe de la patrulla rural de Salto, Daniel Arruvito, manejando y al jefe distrital de Salto, el comisario inspector Juan Carlos Ruiz. Iban muy rápido y lejos de donde habían encontrado los cuerpos. Seguí mi viaje a Carmen de Areco y cuando llegué me contaron que habían encontrado a los Pomar cerca de Gahan. Yo venía de ahí y me di cuenta que no los encontraron ellos”. A raíz del escándalo en torno a las declaraciones de Ruiz, éste luego fue desafectado.
En 2010 se presentó ante su casa el por entonces abogado de María Cristina Robert, la mamá de Gabriela Viagrán. Allí le pidió que cuente lo que vio a la Justicia y Mariani aceptó, haciéndolo como testigo de identidad reservada. Pero según explicó, no le sirvió de mucho. “Al otro día toda la policía de Salto sabía lo que dije. A partir de ahí me empezaron a mirar de reojo, varias veces vi vehículos sospechosos”, contó al Diario Perfil.

Atentado
Norberto comentó que el jueves estaba mirando la televisión cuando, alrededor de las 23:30, escuchó que uno de sus perros ladraba insistentemente. Cuando se acercó a la ventana, oyó los dos primeros disparos. Luego llegó un tercero que le impactó a la altura del corazón. “Tuve suerte porque la bala pegó en el vidrio y luego en una madera. Eso me salvó”. Automáticamente Mariani llamó a la Policía, pero asegura que nadie de la fuerza se presentó. Por otra parte, explicó que fue a la Municipalidad para hablar con el intendente y solicitarle protección, pero no le han dado ninguna respuesta.

Fuente: Diario La Opinión de Pergamino