Trabajadores de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense tomaron este martes “por tiempo indeterminado” la sede del edificio en calle 13 entre 56 y 57, en reclamo de un “blanqueamiento” de las sumas que se pagan como viáticos y horas extras.
Al respecto, el delegado de ATE y empleado administrativo de la Dirección de  Personal, de la Dirección de Escuelas,  Ariel Olivera explicó que se llegó a la medida de fuerza, debido “al despido de 126 empleados, la baja  de 14 contratos y la reducción en más del 25% del sueldo, de los empleados”.
“Estamos denunciando  un recorte generalizado en la Dirección de Escuelas. Es un vaciamiento en términos generales, ya que el conflicto  es bastante amplio. Nosotros sentimos que el ajuste empezó antes de que se vaya Silvina Gvirtz  y se hizo mucho más intenso desde que asumió Nora De Lucía y básicamente pedimos por 14 contratos cortados y 126 despidos y el recorte salarial que ronda entre un diez o un veinticinco por ciento, lo que constituye un recorte salarial importante”, expresó Olivera.
Asimismo, señaló que “en la Dirección de Escuelas se cobra mucho compensaciones salariales,  que se pagan en viáticos y horas extras. Entonces el básico es muy bajo, por lo que hay un acuerdo del pago de viáticos y horas extras. Esas horas extras se están recortando ahora y el mes que viene vamos a tener un recorte más grande y ante todas esas medidas estalló el conflicto. Todas las direcciones vienen denunciando políticas de vaciamiento”.
“Esta situación se arrastra desde hace diez años y son compensaciones salariales que fueron dando los propios funcionarios. No es algo que nosotros  pedimos. Ante cada pedido de aumento de sueldo ellos contestaban con aumento en negro. Entonces, hoy estamos diez años después cobrando en negro. Algunos compañeros están cobrando más de la mitad de su sueldo en negro. Capaz que cumplen alguna función específica o son gente de área o tienen una responsabilidad mayor y eso no se ve reflejado ni en la categoría, ni en la antigüedad. El salario que cobramos es muy bajo y no hay recategorizaciones. No hay un cumplimiento de la ley”, denunció el delegado de ATE.
Y añadió que: “desde que vino De Lucía se quitaron estas compensaciones. Eso lo hicieron de un momento para el otro, por eso es un conflicto tan grande. Hay gente que ve reducido su sueldo a la mitad. Se reduciría una parte este mes y otra el mes que viene. Por eso se decidimos  tomar el Ministerio por tiempo indeterminado”.
“Exigimos un blanqueo porque el que se jubila cobra menos de la mitad de su sueldo actual  y recibimos un ‘no’ como respuesta”, concluyó Olivera.