En un entretenido partido El Huracán le terminó ganando merecidamente a Rivadavia de Lincoln por tres a dos en una tarde muy fría. El equipo de Omar Fachile contó con el regreso de Alex Barry y la ausencia de Federico Verón quien había anunciado en la semana su retiro momentáneo de la actividad.
Rivadavia, campeón de Junín, un equipo de jóvenes donde Stella su entrenador dispuso un 4-4-2. Desde el comienzo del pleito El Huracán fue superior, dominando la mitad de cancha y finalmente terminó siendo justa la victoria. Pero se encontró en desventaja dos veces ante un equipo muy criterioso, con un estilo de juego que es el de jugar a ras del piso, donde todos corren y muestran un gran despliegue.
Rivadavia consigue el primer gol a los 24 minutos de la etapa inicial tras un desborde por la izquierda de Torres quien mete el centro que cabecea Tolosa, rebota en un defensor y Vicente, uno de los mejores jugadores del partido, con un remate seco convierte el tanto.
Hasta ahí Huracán había mostrado superioridad en el juego y no merecía perder. Martini había rematado dos veces desviado, Zambuto, tras un corner cabeceó al palo y tuvo otra situación clara frente al arquero que remató afuera.
Luego del gol visitante, la tuvo el oso Gaitán, tras un desborde de Martini por izquierda y Godoy rechaza cuando la pelota ingresaba al arco. Pero tres minutos después de esa jugada, es decir a los 31 llega la igualdad, entre Gaitán y Barry, el primero adelanta el pie y la toca suave tras la salida del arquero.
Harto merecido fue el empate y encima por un codazo a Leo Martini, a los 36, Carlos López, defensor visitante, veía la tarjeta roja y era expulsado de la cancha. Aun Huracán que fue totalmente superior en esa primera etapa tenía una mas en los pies de Gaitán que el arquero desbarataba.
En el segundo tiempo El Huracán no tuvo tantas situaciones de gol como en el primero pero seguía siendo más que su rival. En el comienzo ya la tuvo Gaitán y el defensor Rodríguez la sacó prácticamente en la línea del arco, también Barry con un remate en el travesaño, tras un tiro libre.
A los 19 en una jugada donde Ibañez y Zambuto van a disputar la pelota, chocan, recibe la peor parte el de Rivadavia y Zambuto es expulsado exageradamente, para nosotros, por el juez del partido.
En una de las pocas llegadas de Rivadavia en la complementaria, consigue sin merecerlo el segundo gol con un remate de media distancia de Torres, desde fuera del área tremendo zurdazo que se metió junto al palo izquierdo. Rápidamente El Huracán llega a la igualdad co9n una gran jugada de Alex Barry le cede la pelota  a Leo Martini quien define por arriba tras la salida del arquero.
Y a los 43 tras pase de Gaitán, Barry es el que define por el costado del guardavallas para marcar el tercer gol y la justa victoria de El Huracán frente a Rivadavia.