El Rojo sumó dos incorporaciones que ya empezaron a dar sus frutos. El volante Leonardo Peñalba se agregó al plantel carabelense (venía de jugar en el fútbol amateur en Rosario) y Ezequiel Matheu (sin lugar en Argentino). Ambos tuvieron un buena tarde.
NO LO PUDIERON PARAR
La figura del partido fue Ezequiel Matheu. El delantero tuvo un  encuentro bárbaro siendo participe fundamental de la victoria de su equipo. La velocidad del ex Argentino fue una de sus principales virtudes y para pararlo tuvieron que agarrarlo de la camiseta que quedó echa trizas.
SE SALVO DE MILAGRO
A Nacho Favale, Dario López le perdonó la vida. Primero el delantero tuvo que salir para sacarse un anillo lo que hubiera significado la primera amarilla y luego fue advertido por no contar con las canilleras lo que también le hubiese significado una amonestación.