El Globito jugó a media máquina en Bragado y se trajo los tres puntos – Pablo Gaitán se sacó la mufa y convirtió el primero, mientras que Alex Barry cerró el resultado con un hermoso tiro libre
El conjunto de Omar Fachile tuvo que transitar más de 100 kilómetros para enfrentar al Xeneize de Bragado. La tarde estaba ventosa pero con una linda temperatura, el Globito estaba en la cancha y enfrente tenía a un equipo algo tímido que no tenía apoyo de su hinchada. Se pudo ver que las tribunas locales estaban desiertas y que sólo había algunos hinchas (contados) para apoyar a Boca.
En la primera etapa el juego se volvió algo friccionado, pero siempre los de barrio Belgrano fueron los que tomaron la iniciativa para crear peligro en el área rival. En el minuto 11 aviso Matías Taraborelli estrellando un cabezazo en el travesaño tras el centro de Leonardo Martini. Llegando a la media hora de juego Martini probó con un remate rasante que finalmente el arquero Jorge Panelli mandaba al tiro de esquina.
Alex Barry se hacía dueño de cada pelota parada que su equipo tenía a favor. Cuando la primera parte empezaba a esfumarse, el juvenil ejecutaba una infracción que hizo lucir a Panelli nuevamente. Llegando al final de la primera etapa hubo algún que otro revuelo ya que la gente del Globo acusaba un golpe a Manuel Arguello que el árbitro Juan Carlos González ignoraba.
En el complemento de a poco comenzó a cambiar la historia. En los primeros minutos ningunos de los equipos pudieron hacer pie en el terreno de juego, pero de a poco el que impuso su hegemonía fue El Huracán.
Iban 20 minutos cuando se abrió el marcador. Alex Barry mandó un centro perfecto al área que terminó en una palomita de Pablo Gaitán y de esta manera el encuentro se puso 1 a 0. Cinco minutos más tarde Gaitán nuevamente cabeceó pero la pelota se iría por arriba del travesaño. El Globo jugaba muy tranquilo y no se apuraba, regulaba los tiempos, creaba llegadas y de a poco metía a Boca en un arco.
Cuando trascurrían 33 del segundo tiempo Barry demostró la calidad que tiene en su pierna izquierda. Tras desaprovechar varios tiros libres anteriormente, en esta oportunidad no falló y mandó a guardar la pelota al palo derecho de Panelli, que pese al esfuerzo no pudo evitar la caída de su arco. No hubo tiempo para más y el encuentro finalizó con un Huracán con modificaciones que le dieron más llegadas como lo fueron el caso de Federico Verón y Luciano Tissera.
El equipo de Omar Fachile sigue por el buen camino y de a poco se perfila para más en este torneo. El Globito se encuentra muy sólido y ayer en Bragado jugó muy tranquilo, podría decirse que a media maquina.