En partido durísimo el xeneize consiguió la diferencia cuando faltaba poco para terminar el segundo tiempo – El gol en el conjunto de Raúl Verón lo marcó Pedro Tisera tras tiro libre del Polaco Ravichoni – Sandro Airet otra vez fue clave en el cierre del partido
Comenzó la segunda etapa del Torneo Siete Ligas y empezó con todo. Un domingo soleado por donde se lo mire pero bastante fresco fue el testigo del triunfo del equipo de barrio Mataderos en condición de visitante. Un Boca que siempre tuvo buenas actuaciones en los últimos años y que de a poco quiere repetir la historia.
El equipo de Verón consiguió tres valiosos puntos en Junín frente a Villa Belgrano que no propuso buen juego pero corrió mucho y marcó en todos los sectores del campo de juego.
De movida nomás Boca tuvo la primera situación peligrosa. Un tiro de libre de Adrián Ravichoni fue bien despejado por Claudio Fernández y otra vez tras el tiro de esquina el enganche se perdió la apertura del marcador. El conjunto local respondió en el minuto 7 cuando Germán Latina intentó picarle la pelota a Sandro Airet que tuvo una buena respuesta ante la jugada. Llegando a los minutos de juego fue Alberto Mena quien ejecutó un tiro libre que hizo lucir nuevamente al arquero de Boca. De a poco el pleito comenzaba a caer en un pozo y no pasaba nada. Los de Verón intentaban realizar alguna que otra pared entre Diego Martínez y Ravichoni pero las jugadas no prosperaban. La primera parte se iba extinguiendo y ambos equipos no le encontraban la vuelta al partido.
En el segundo tiempo llegó rápidamente la polémica y el encuentro empezó a subir la temperatura. Cuatro minutos era el tiempo que marcaba el cronómetro cuando Pedro Tisera se metió en el área y Martín Pecsi lo derribó claramente, pero el árbitro Juan Carlos González no vio nada. Villa Belgrano avisaba a los 20’ con un disparo de Kevin Torres que se iba cerca del palo derecho de Airet.
Corrían 30 minutos del complemento cuando Boca pudo desahogarse y comenzar a festejar. Adrián Ravichoni ejecutó un tiro libre desde la izquierda que terminó en la cabeza del Peli Tisera mandando la pelota al fondo de la red. Cuando los de Mataderos creían que lograban dominar el partido empezó a crecer la figura de Sandro Airet. Primero el 1 Xeneize tuvo que intervenir en un cabezazo que casi Pablo Ale mete en contra, luego le puso “el pecho a la bala” cuando Roberto Longinoti disparó a quema ropa. El buen arquero de Boca mostraba seguridad y le daba la tranquilidad necesaria a su equipo con una soberbia actuación. Además de que el equipo de Verón sufría, se quedaba con unos menos. Iban 40 minutos cuando Luciano Ravagñan vio la segunda amarilla y por ende la tarjeta roja. El juvenil estuvo mal expulsado ya que el árbitro juzgo que Ravagñan había tocado una pelota con la mano cuando en realidad tuvo la intención pero no llegó a tocarla. Antes de esto el volante de Boca había cometido una infracción muy fuerte en la mitad de cancha que le significó la primera amonestación.
No hubo tiempo para más y Boca terminó ganando el encuentro. Tras las protestas de todo Villa Belgrano hacia el árbitro de partido, el Xeneize cosechó una victoria más que importante y empezó con el pie derecho esta etapa del certamen. La figura terminó siendo Sandro Airet demostrando como siempre sus condiciones para defender el arco.