Boca venía de empatar con Juventud y tenia la obligación de sumar para ponerse a pensar en la siguiente ronda del “Torneo 7 ligas de fútbol”. En la previa la situación era compleja porque no contaba con cinco de sus habituales titulares, es por eso de Raúl Verón debió hacer algunos cambios que lo obligaban a apostar a algunos juveniles como era el caso de Brian Pérez quien ingresaba por primera vez como titular. Pero el pibe le cumplió y con ganancias, porque se despachó con dos goles que le dieron una victoria al xeneise que le aseguraron los tres puntos y la clasificación a la próxima ronda.
EL GOL DEL POLACO Y NO MUCHO MAS
El primer tiempo del partido jugado ayer en barrio Mataderos fue entretenido, con llegadas a los arcos que no inquietaron a los arqueros. Los dos tenían la necesidad de ir a buscar la victoria por como se encontraban en la tabla de posiciones.
Boca fue algo más, no mucho, pero contó con la categoría del “Polaco” Ravichoni quien, tras una gran jugada de Pascual Cuenca corriendo desde su propia cancha y dejando a dos rivales en el camino, se la dejó al “10” para que este, desde afuera del área y de media vuelta  la clave al lado del palo izquierdo del arquero Rodríguez.
No paso muchos más en los primeros 45 minutos, solo la jugada desafortunada que sufrió Alberto Lucero en cercanía del área de Boca cuando fue a disputar el balón con Orduna y la pelota le terminó dando en la cara dejándolo en el piso dolorido y asuntando a todos los que estábamos en la cancha porque tuvo que recibir la ayuda de todos, hasta tirandole aire con las remeras. Felizmente se recupero y volvió al terreno en la segunda parte.
SUPERA, GOLEA Y CLASIFICA
En el segundo tiempo Boca definidamente fue más que Huracán de Arribeños, quien no pudo controlar la fuerza de Carrizo en el medio, a Ravichoni jugando por todos los sectores y haciendo jugar a los suyos, a Luciano Ravagnan avanzando continuamente por el carril izquierdo y a Pedro Tisera aportando toda su experiencia desde mitad de cancha hacía adelante.
Cuando se cumplía la mitad de hora Luciano Ravagnan realizó una enorme jugada que comenzó en cercanías de su propia área y llego aludiendo a cuatro rivales hasta la zona de peligro rival donde se la sirve a Brian Pérez quien solo debió enforcar para consumar su primer grito en la primera división.
Tres minutos después y luego de una gran jugada de Pedro Tisera sobre el sector derecho donde deja caído a un rival ingresando al área, levantó la cabeza y lo ve al “pibe goleador” que caso desde la misma posición de la jugada anterior convierte el tercero.
Boca ganó, jugó bien, le dio minutos a los chicos y ahora debe afrontar la última fecha pensando en recuperar jugadores para la siguiente fase.