No la había pasado bien este año Luciano Tissera en el Globo. Porque su ilusión se truncó en el arranque mismo de la temporada, cuando una fractura lo dejó afuera de las canchas varios partidos. Pero Lucho se recuperó, comenzó a tomar rodaje futbolístico en la categoría Sub 23 hasta que Omar Fachile le volvió a dar confianza para que sea partícipe del primer equipo. Varios partidos en el banco, algunos de titular, pero siempre sin tener la preponderancia que él quiso. Ayer fue el día de la recuperación definitiva, con un gol que lo recordará por mucho tiempo. Porque le sirvió al Globo para ganar y asegurarse el primer puesto de su zona, porque fue útil para destrabar un partido chivo, y porque se reencontró con un gol en la máxima categoría colgándola de un ángulo a siete minutos del cierre con un fantástico tiro libre.