Pablo Gaitán tuvo en sus pies las posibilidades más claras para el Globito, pero el delantero no estuvo acertado y se le hizo imposible concretar – El partido fue bueno por momentos pero termino en igualdad, lo que dejó muy complicado al equipo de Colón
El poderoso equipo de El Huracán recibió al siempre respetado Barracas de Colón. La expectativa era alta y el encuentro prometía, siendo ambos conjuntos fuertes en la zona.
El primer tiempo arrancó un poco mejor para los de Colón. La primera llegada de peligro fue en los pies del Loco Gustavo Howlin que de manera increíble hizo lucir a Maximiliano Camarasa cuando transcurrían 3 minutos. El partido arrancaba con todo y Barracas volvía a arremeter al conjunto aurinegro. Otra vez Howlin tuvo una chance muy buena pero Camarasa demostraba su buena tarde.
El encuentro comenzaba a picarse y se hacia peleado en mitad de cancha, pero de a poco el elenco de Omar Fachile manejaba la pelota y empezaba a hacerse dueño del juego. José Almirón era protagonista en la mitad quitando muchas pelotas, Luciano Tissera era partícipe también intentando sacar al equipo y Leonardo Martini no estaba en su mejor tarde.
A los 38 minutos llegaba la más clara para Huracán en la primera mitad. Martini desbordó, mandó el centro para el Oso Gaitán y este se lo perdió de manera increíble debajo del arco defendido por Marcos D’Ambri. El Globo terminaba siendo más que Barracas en los primeros 45 minutos y tuvo la más clara que finalmente fue desperdiciada por Gaitán que no tendría su mejor performance.
En el complemento Barracas intentó hacerse dueño de la pelota, pero El Huracán no se lo permitió siempre marcando de manera prolija y con un Ariel Gómez que se convertía en figura de la zona defensiva. Iban 23 minutos cuando Omar Fachile tuvo que hacer un cambio obligado. Leo Martini sufrió una lesión que le dio la posibilidad de jugar a Federico Verón que apenas ingresó hizo expulsar a Leandro Cabrera por doble amarilla. El ex Boca demostraba que estaba veloz y que tenía una buena tarde. Siempre que el Globo atacaba lo hacía por derecha en donde el punta hizo buenas jugadas con velocidad y hasta se dio el gusto de tirar caños.
El partido se terminaba y los de barrio Belgrano merecían más ya que Barracas no llegaba claramente y por momentos perdía el orden. Le quedaban pocos minutos al juego cuando los de Fachile podrían haberlo ganado. Gaitán se lo perdía de manera inexplicable a los 34 minutos y en el final cuando el tiempo estaba cumplido, nuevamente el Oso no podía concretar la chance inmejorable que se le presentó.
Barracas queda complicadísimo con este resultado ya que la mejor opción era conseguir los tres puntos para seguir con posibilidades en este 7 Ligas. Por su parte El Huracán no jugo un partido del todo bueno pero sigue por el buen camino. El empate le cayó bien y de a poco piensa en otra instancia.