En 10 minutos el conjunto Loro le dio vuelta el partido a los de barrio Progreso que ganaban 2 a 0 – Los goles para el local los habían marcado Calderón y Manuale, mientras que para los de Salto anotaron Leandro Candia y Nicolás Fernández, el restante fue de Gastón Díaz en contra
Con las cenizas del volcán que cubrían la ciudad, Jorge Newbery recibió ayer a Defensores de Salto en un partido entretenidísimo que comenzó a las 18.30. Ambos equipos se acomodaban en el terreno de juego cuando el pie derecho de Sergio Calderón madrugó el encuentro. Iban 2 minutos cuando el delantero rojinegro sacó un remate impecable que decretó el 1 a 0 que cayó como baldazo de agua fría en Defensores.
A partir de la conversión de Newbery el partido comenzó a tomar otro color. El Loro de a poco inclinó el campo de juego generando chances muy peligrosas.
Corrían 30 minutos cuando la figura de Damián Ponce empezó a crecer. El buen arquero rojinegro le tapó una pelota impresionante a Feliciano Testa y luego la misma fue salvada en la línea por Luis Labatti quien llegó exigido. Defensores atacaba de todas las maneras posible, Leonardo Pringles asustaba a todos con un disparo que parecía meterse en el arco de Ponce pero que finalmente se iba desviado. El primer tiempo iba terminando y Newbery sufría el asecho de los de Salto que llegaban de todas las maneras posibles, abriendo el terreno de juego, jugando por los laterales, probando de media distancia, pero siempre se encontraban con el buen nivel de Damián Ponce que terminaba despejando todo peligro en su área.
En el complemento, Newbery despertó y volvió a atacar a Defensores. El equipo de Guillermo Rosset intentaba llegar al arco defendido por Hernán Plana y lo conseguía en el minuto 19. Matías Manuale conectó un centro y el cabezazo del goleador fue a parar al fondo de la red para desatar la alegría de la gente de barrio Progreso.
Iban 21 minutos cuando la visita sufrió la expulsión de Federico Abril por doble amonestación. Rápidamente, 2 minutos más tarde llegó el descuento para Defensores que terminó siendo de Gastón Díaz en contra. Parecía no preocuparse el equipo de Rojas hasta que se dio la igualdad en el marcador. Leandro Candia ejecutó un tiro libre que se metió al lado del palo derecho de Ponce que no pudo llegar y de esta manera el Loro empató. Newbery la pasaba mal y para colmo cuando se descuidó los de Salto terminaron de dar vuelta el encuentro. Nicolás Fernández, con una calidad infernal, sacó un remate que parecía no tener destino de red, pero la pelota bajó de golpe y terminó siendo un golazo para los dirigidos por Alejandro Santana.
Los minutos finales del encuentro fueron electrizantes, Feliciano Testa se escapó por izquierda y sacó un zurdazo potente que tapó Ponce. Luego David Candia reventó el travesaño y preocupó al equipo de Salto. El partido finalizó con un Newbery buscándolo por todos lados y un Defensores aprovechando la desesperación del rival. En el resumen final la visita fue mejor, tuvo más posibilidades y terminó llevándose los 3 puntos.
Esto no le quita méritos al Rojinegro que jugó un partido bárbaro pero tuvo 10 minutos mortales en los que Defensores se quedó con la victoria.