Boca no tuvo a varios de sus titulares (Ravichoni, Ravagnan y Martínez) pero se las ingenió para traerse un valioso punto desde Junín – Sandro Airet volvió a ser figura, la defensa cumplió un gran trabajo y en la última jugada casi lo gana Pedro Tisera
El inicio de Boca en esta tercera ronda del Torneo 7 ligas de fútbol roza con lo ideal tras los dos primeros partidos que jugó como visitante y ahora se las tendrá que ver con Racing de Colón el próximo domingo. Los colonenses llegan como punteros con seis puntos obtenidos sobre seis disputados. Ayer los xeneizes no la pasaron bien, pero rescataron un punto ante el difícil Newbery de Junín, igualando 0 a 0.
AIRET, SIEMPRE AIRET
Ayer no la pasó bien y Sandro Airet tuvo que salir a demostrar sus habilidades para que el arco xeneise quedase cerrado. Desde el inicio y hasta la primera media hora los locales manejaron la pelota y por momentos acorralaron a los dirigidos por Raúl Verón con situaciones que llegaron en los pies de Beltrando y Moran.
En la primera parte se destacó la actuación de Carballo que junto a los delanteros manejaron los ataque que no pudieron concretar por una última línea bien para de Boca y las intervenciones del “1”. Gastón Moran fue quien colaboro en la mita de la cancha para armar jugadas de riesgo pero en muchas ocasiones no se pudo aprovechar de sus habilidades por jugar muy retrazado.
Dos Reis hizo trabajar mucho a Grigüelo y compañía en el fondo por su juego movedizo que inquieto a la defensa de rojense. Boca pudo salir del asedio recién después de los 30 minutos cuando se animaron Amaya y Pérez a romper la marcación férrea de los “aviadores”, claro que no se pareció a lo que en otras oportunidades puede ofrecer Adrián Ravichoni y “Titi” Ravagnan quienes no estuvieron presentes por lesiones.
Se fueron al descanso con lo que propuso Boca, cuidar el cero y no arriesgar para poder sumar, al menos, un punto.
DEMASIADO PREMIO
El cero a cero muy demasiado premio para los de Verón porque los dirigidos por Marcos Stella generaron muchas y claras situaciones, pero el apresuramiento, el travesaño y el “Gran Airet”, quien tapó tres pelotas impresionantes, lo impidieron. Newbery fue más en lo individual y en lo grupal, además de ser quien fue a busca imperiosamente los tres puntos ya que tras los dos primeros partidos apenas suma un punto.
En el fútbol los goles no se merecen, se deben hacer y por eso más allá de la gran tarde que tuvieron Moran, Dos Reis y Beltramo no pudieron hacer respetar la localia. Hubiese sido injusto, pero sobre el final del partido Boca lo pudo ganar. Tras un muy buen pase de Ricardo Bini, quien había ingresado por Pérez, Pedro Tisera le pegó al arco y tras vencer al arquero, apareció Márquez para sacarla sobre la línea.
Boca viajó a Junín con la idea de sumar y lo logró, ahora deberá enfrentar al líder de local para seguir soñando con la fase final de la competencia.