San Mauricio

Históricamente fueron localidades que se desarrollaron con el auge del ferrocarril pero que con el paso del tiempo quedaron en el olvido.

Se acerca Semana Santa y un fin de semana largo de seis días en Argentina que es ideal para disfrutar del tiempo libre: en ese contexto la provincia de Buenos Aires ofrece una serie de pueblos abandonados para visitar que se desarrollaron con el auge del ferrocarril pero que con el paso del tiempo quedaron en el olvido.

Estos pueblos fantasma bonaerenses se fueron quedando de manera paulatina sin habitantes y sus construcciones comenzaron a deteriorarse, pero muchas de ellas todavía quedan en pie por lo que se puede apreciar su legado arquitectónico y conocer para de su historia.

San Mauricio
Este pequeño pueblito que pertenece al partido de Rivadavia sufrió un gran impulso cuando el ferrocarril llegó a sus tierras en 1903 y las actividades económicas florecieron: la localidad llegó a tener la mencionada iglesia, una plaza principal, farmaciacomisaría e incluso un hotel

En este momento de esplendor San Mauricio llegó a contar con 1.500 habitantes que vivían en las 40 casas que estaban dispuestas en las 45 manzanas que existían en el lugar. Con el paso del tiempo los habitantes de San Mauricio se fueron yendo y un momento duro de su historia ocurrió ene 1986 cuando la edificación en la que se celebraban las fiestas locales sufrió un incendioEl golpe de gracia llegó en 2001 cuando se produjo una inundación de gran tamaño que obligó a sus habitantes a abandonar el lugar y luego de ese suceso jamás volvieron al pueblo.

Ernestina 
Este pueblo pertenece al partido de 25 de Mayo y empezó a desarrollarse en 1852 cuando se anunciaron obras para que el tren empiece a llegar a la zona. En 1896 se realizó la fundación oficial y con la bonanza que trajo el ferrocarril comenzaron a llegar los primeros habitantes. En su época de esplendor esta pequeña localidad llegó a tener un teatro, un club deportivo localhotel, sastrería, farmacia, correo, almacenes, bares y una peluquería.

En su mejor época Ernestina contó con 1.800 pobladores e incluso para 1925 esperó la visita del rey Eduardo VIII del Reino Unido, que jamás se terminó concretando. Con el paso de los años y la pérdida de injerencia del ferrocarril Ernestina fue quedando en el olvido, aunque en los últimos tiempos resurgió como un destino turístico que es visitado durante el año por muchos turistas interesados en su historia.

Estela
Está ubicado en el partido de Puán. Registró su pico demográfico antes de que el tren que llegaba a su estación dejó de funcionar en los años ´90: en ese momento vivían unas 100 personas, pero el descenso de la población se apreció rápidamente: para 2001 quedaban 25 habitantes y en 2010 solamente dos, una pareja que siguió viviendo hasta allí en 2022 cuando decidió alejarse definitivamente del lugar 

En sus épocas de bonanza en Estela había una comisaría, una escuela, un almacén y una fabrica de harinas, pero que con el paso de tiempo fue viendo como las callejuelas de polvo y piedra se fueron quedando sin gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *