Gol-de-Jorge-Newbery.-Federico-VeronTarde de fútbol en el «Esteban Balín» a pesar de lo mucho que llovió el día sábado para resaltar el excelente estado del campo de juego donde se midieron Jorge Newbery y Boca Juniors.

Los de Fabio Pieters con la obligación de volver a ganar tras la derrota sufrida siete días atras en Carabelas y los de Nicolás Mangione también con la necesidad de  sumar de a tres para asegurarse la clasificación a semifinales.
Los primeros 45 minutos bien lo podríamos pasar por alto en lo que a situaciones de riesgo sobre los arcos se refiere ya que lo único que abundaron fueron las imprecisiones y solo se veía algo de ideas cuando el balón pasaba por los pies de Jorge Abdala en los locales y Emiliano Molina en la visita, pero eran tan pocos los minutos que la tenían los nombrados sin ser víctimas de faltas, sobre todo el volante de barrio Progreso, que primero fueron faltas sistemáticas hasta que culminó con una tremenda patada de Alonso sobre Abdala que hizo que el «xeneize» fuese bien expulsado y lo mando al «turco» a los vestuarios en lo que en principios se decía podía ser una grave lesión, aunque según propias palabras del juninense al término del partido se deben esperar los estudios.
Tanto Damián Ponce como Joaquín Boveri fueron tranquilos espéctadores en lo que a jugada de serio riesgo se podemos decir, Newbery se arrimó dos veces, ambas por intermedio de Luciano Ravagnan ex Boca Juniors y la visita con un cabezaso de Martín Griguelo.

Segundo tiempo «rojinegro»
La segunda mitad mostró a un Newbery que sabía a Argentino hasta el momento ganancioso ante Carabelas, y esto lo llevaba a tener que ganar si o sí para no tener que definir el primer puesto el próximo domingo en cancha de su clásico rival. Se notó desde el comienzo que el «rojinegro» que tenía uno mas tras la expulsión de Alonso iba en busca de la apertura del marcador.
El elenco de Jorge Newebry decidió jugar la mayoría de sus balones por la banda izquierda, allí estaban Mateo Amichetti, se volcaba Suarez y subía Ariél Rossett, esto complicaba el sector derecho visitante.
Anibal Suárez el delantero de Newbery fue el encargado de inquietar seriamente a quién por sus intervenciones se transformaría en una de las figuras del partido Joaquín Boveri, la primera sacando un cabezaso imposible al nueve local y la otra del delantero de Newbery se fue apenas desviado.
Cerca de los 30 Boveri saco una pelota que se le metía abajo cerca del palo derecho ante un remate de Amicheti, se veía venir el tanto de los conducidos por Pieters, porque Boca estaba cada vez mas acorralado, ya Newbery estaba con tres en el fondo tras el ingreso de Balerio por Ravagñan, el recién ingresado se juntaba con Amichetti y Batolla que había pasado a marcar por el sector izquierdo y precisamente tras un centro del juvenil defensor ingreso Gonzalo Davio sorprendiendo a la defensa boquense y definió ante la salida de Boveri que nada pudo hacer para evitar la caída de su valla.
Con la ventaja a su favor y sabiendo ahora que Argentino empataba en Carabelas llegó la tranquilidad de saber que el «uno» estaba asegurado con el triunfo, hasta el final y antes de marcar el segundo tanto definitivo Newbery dispuso de chances claras de gol ya que Boca estaba jugado buscando el empate, primero se fue Suarez solo ante el arquero no pudo definir, la pelota le quedó a Verón que se demoró para asegurar el gol pero su remate dio en el palo, minutos mas tarde Amichetti disparó sobre el arquero y la pleota la envió al tiro de esquina Griguelo. Sin embargo cuando ya se terminaba el encuentro Mauro Balerio realizó una excelente jugada desbordando por izquierda, centro pasado como manda el manual y esta vez Federico Verón ingresando por atrás empujó la pelota al fondo de la red para concretar lo que sería el 2 a 0 defintivo.
Final y victoria justificada para Newbery por lo hecho en los últimos 30 minutos de partido donde supo sacar provecho del hombre de mas que tenía sobre Boca.
Festejo medido de los «rojinegros» al asegurarse el «uno» a falta de una jornada, esto seguramente le dará tiempo a su entrenador para planificar la semifinal contra el rival que le toque, se sabrá el domingo que viene, tratar de recuperar a Abdala si es que su lesión no es grave ya que su equipo lo nesecita y mucho aunque le quedó la tranquilidad de que logró los tres puntos sin el «turco» en cancha y por momentos mostrando buen juego.
Nicolás Mangione decía al término del cotejo que si bien la tiene complicada para clasificar sabe que tiene que ganarle si o sí a Juventud el domingo que viene para meterse entre los cuatro semifinalista, el «xeneize» es un equipo ordenado y que sabe bien que es lo que quiere dentro de la cancha por ello y al jugar de local en la última fecha jugará todos los «porotos» a ganador así se mete en las semifinales.

Newbery 2
1 Damián Ponce 6
2 Luis Labatti 7
3 Ariél Rossett 6
4 Bruno Batolla 7
5 Fernando Movio 6
6 Alan Torres 6
7 Federico Verón 7
8 Gonzalo Davio 6
9 Anibal Suarez 6
10 Jorge Abdala 6
11 Luciano Ravagñan 6
DT Fabio Pieters
Boca Juniors 0
1 Joaquín Boveri 8
2 Martín Griguelo 7
3 Nahuel Torres 7
4 Jorge Laborde 6
5 Carrizo 5
6 Borasi 6
7 Federico Larrivieri 6
8 Javier Ravagñan 6
9 Braian Pérez 6
10 Fernando Alonso 5
11 Emiliano Molina 7
DT Nicolás Mangione

Arbitro:
Juan Carlos Del Fueyo. Asistentes: Diego Cardozo y Claudio Campanari. Goles: 38 min. ST Gonzalo Davio. 43 min. ST. Federico Verón.Cambios: Newbery Mateo Amichetti (7) x Jorge Abdala, Mauro Balerio x Luciano Ravgñan, Tenaglia x Ariél Rossett. Boca Jrs. : Bernardino Aguer x Braian Pérez, Gerardo García x Emiliano Molina y Pedro Tisera x Federico Larrivieri. Amonestados: Griguelo, Carrizo y Larrivieri (BJ). Federico Verón y Mauro Balerio (JN). Expulsado: Fernando Alonso (BJ) 43mts. PT.