Un hombre de 33 años recibió dos disparos y se encuentra internado, estable, pero aún con riesgo de morir, a raíz de una pelea que se produjo el domingo a la noche, al término del partido de fútbol que disputaron Douglas Haig y Deportivo Merlo.
El agresor estaría identificado, ya que el episodio fue visto por varios testigos. La pelea se produjo sobre calle Siria, cerca del estadio, donde la víctima y el agresor se cruzaron luego de presenciar el evento deportivo.
Tanto el herido como el individuo señalado como autor de los disparos, poseen antecedentes penales y problemas personales previos, ya que se conocerían del complejo habitacional 512 viviendas.
No hay certezas sobre el inicio de la enemistad y el motivo de la pelea que anteayer terminó con uno de ellos internado en el Hospital y el otro prófugo de la Justicia.
Lo que se pudo determinar es que ambos se encontraron a unas cuadras del estadio, cuando se producía la desconcentración del público, y uno de ellos le efectuó al otro dos disparos que impactaron en el abdomen y en una de las piernas de la víctima. El hombre cayó herido y fue trasladado de urgencia al Hospital San José, donde permanece internado en la sala de Terapia Intensiva.
Las fuentes consultadas indicaron que no se trató de un enfrentamiento armado entre varias personas, sino de una pelea entre estos dos individuos, que no involucró a terceros.  El disparo que ingresó a la altura del abdomen lesionó el hígado, el estómago y el intestino grueso de la víctima, que aún permanece con riesgo de morir.
El hecho es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción Nº 8, a cargo del doctor Pablo Santamarina.

Fuente: Diario La Opinión