El precio que se le pagó al productor de leche fue de 291,69 pesos por litro.

Significa una suba de 18% respecto de enero y de casi 300% con relación a febrero del año pasado. Medido en dólares oficiales, ese precio es de nada menos que 35 centavos de dólar.

Si bien todavía no está el dato que comprar ese ingreso para los tambos con los costos que tuvieron en el segundo mes del año, está claro que la caída internacional del precio de los granos les está dando una mano a los productores de leche, ya que la relación con el maíz y la soja mejoró notablemente y se acercó a los promedios que requiere la economía tambera.

Con un precio de la soja en 250.000 pesos y uno del maíz en 150.000 pesos la relación leche/soja quedó en 1,2 y la relación leche maíz en 2 a 1.

Esta mejora en la ecuación económica de los tambos obedece a diferentes cuestiones y es coyuntural. Los problemas de fondo del sector, como por caso la falta de un mercado que transparente la comercialización, siguen brillando por su ausencia.

Uno de los motivos que justificó la fuerte recomposición de precios al tambero tiene que ver con la fuerte caída de la producción. La baja fue de 12,5% en enero respecto de diciembre y respecto del mismo mes del 2023.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *