Del 3 al 9 del corriente se celebra la Semana del Prematuro, un acontecimiento que coloca en la agenda pública los esfuerzos que hace el sistema de salud por preservar la vida de los bebés que nacen en forma temprana.
En este marco, y atendiendo a que el Hospital Interzonal de Agudos San José participa del Programa Maternidad Centrada en la Familia, ayer se concretó una conferencia de prensa en la que el doctor Gerardo Monacci, director ejecutivo del Hospital San José entregó a los jefes de Servicio de Neonatología y Maternidad una placa de reconocimiento enviada por Unicef Argentina.
“Del 3 al 9 se está llevando a cabo la Semana del Prematuro, y en este marco quiero entregar a los doctores José Parodi y Pedro Miguens una placa de reconocimiento enviada por Unicef Argentina, en mérito a la labor que despliega el Hospital San José en la atención de los recién nacidos”.
“Es un reconocimiento a la tarea que estamos realizando en el Hospital”, indicó Monacci y felicitó a los profesionales “por la lucha contra la mortalidad infantil y por la tarea permanente que hacen para tratar de que cada vez menos chicos nazcan en forma prematura”.
El doctor Pedro Miguens, referente del Servicio de Maternidad, recordó que “desde agosto del año pasado, el Hospital se sumó al Programa que impulsa Unicef Argentina y que apunta a trabajar en maternidades centradas en la familia”.
En este punto, Miguens “destacó la integración de la estructura hospitalaria a ese programa, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de infraestructura para la atención de los pacientes que concurren al Hospital y reducir la tasa de prevalencia del prematuro”.
“Estamos alcanzando el éxito esperado, sobre la base de un trabajo cotidiano que se sustenta en insistir en la importancia de la prevención, la posibilidad de que un bebé nazca en forma prematura se reduce con los controles adecuados”, explicó el profesional, al tiempo que recordó que “es vital que la mujer controle su embarazo desde el primer atraso”.
“Las embarazadas deben asistir a los controles, el Municipio tiene los Centros de Atención Primaria y tenemos el Hospital, con todos los elementos para asegurar una atención adecuada, no hay excusas para que una mujer embarazada  concurra a los Centros de Atención Primaria para iniciar el control de su gestación”, planteó Miguens y recordó que es en los controles de embarazo donde se detectan anormalidades que corregidas a tiempo resguardan la vida del bebé y de la mamá.
“Si aparecen complicaciones, tratarlas a tiempo evita el nacimiento de un bebé prematuro”, explicó e insistió con los medios que están al alcance de cualquier mujer embarazada.
Con respecto a la cantidad de controles, Pedro Miguens señaló que “pedimos como mínimo cinco controles de la embarazada porque entendemos que esto resulta vital para ella y para su bebé”.

Un esfuerzo
El doctor José Parodi, jefe del Servicio de Neonatología, por su parte, aprovechó la oportunidad para agradecer el reconocimiento de Unicef y para manifestar que la Semana del Prematuro surgió en la década del 90, por iniciativa de la Sociedad Argentina de Pediatría que viene bregando por los derechos del niño prematuro y disminuir la mortalidad perinatal.
En este sentido, recordó que “la gran mortalidad pediátrica la genera muchas veces el prematuro” e insistió en la necesidad de invertir y de establecer políticas sanitarias orientadas a prestar atención a este concepto.
“El prematuro es todo aquel recién nacido que nace antes de que termine la gesta normal”, recordó y puntualizó que se trata de aquellos bebés que por distintas razones nacen antes de la semana 37 de gestación.
“Estos chicos nacen en condiciones de inmadurez propias de su condición, pero además corren todos los riesgos de un prematuro, tienen un aparato respiratorio débil y un aparato digestivo alterado”, explicó el especialista y enfatizó que “esto supone un gran esfuerzo para el sistema de salud”.
“Un prematuro de 1.200 gramos está instalado en el Hospital casi 60 días, el principal esfuerzo para salvarle la vida lo demanda durante los primeros veinte días, en los que el Hospital invierte por cada bebé alrededor de 8 mil pesos”, comentó.
En la misma línea señaló que “Pergamino cuenta en el Hospital con un servicio de Neonatología excelente, con un cuerpo de profesionales y de enfermeras de primera línea, con equipamiento y con recursos para asegurar la atención”.
“Pero no interviene sólo Neonatología, varios sectores del Hospital hacen su aporte para que un bebé con estas características salga adelante”, planteó el profesional y apuntó sobre la importancia de la prevención.
“El origen de la prematurez es multicausal y lo principal es lo social y la educación; es alentador que desde el Estado se empiece a tomar conocimiento de esta situación”, planteó Parodi.
“Sabemos que hay pobreza, desnutrición, y que eso genera que nazcan bebés prematuros, es un espiral que debemos romper y eso supone mucho trabajo, pero también educar a la gente, llegar a las embarazadas”, enfatizó y recordó que “el manejo del prematuro requiere de un trabajo interdisciplinario en el que interviene todo el sistema, no sólo médicos, las residencias, las enfermeras y todo el recurso humano que se pone al servicio de salvar vidas que nacen en condiciones de alta vulnerabilidad”.