La Escuela de Tecnología de la Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires incorporó recientemente una máquina que permite hacer trabajos en dos y tres dimensiones con materiales como maderas, plásticos y ceras, para uso didáctico de alumnos avanzados. Se trata de una Roland MDX 40, conocida como Router CNC (Control Numérico por Computadora) y permite en dos dimensiones hacer trabajos de corte, agujereado y grabado. En tres dimensiones también tiene estas funciones y además puede producir figuras volumétricas.
Dentro de la Escuela de Tecnología se dictan carreras de diseño (industrial, gráfico o de indumentaria y textil), de ingeniería (mecánica, industrial) y del área de informática. Básicamente, se puede primero diseñar un objeto digitalmente y después transformarlo en un objeto físico. Esta tecnología se conoce como Sistema CAD-CAM y los archivos digitales se diseñan en software como Autocad, RHINO, 3D MAX y Solidwork. Luego se exporta a un formato u extensión donde el router pueda leer como archivo para ejecutar finalmente la pieza real. Este proceso lo hace por Código G, que es el lenguaje común de las CNC.

Modelos para investigación
La máquina permite producir piezas dentro de las siguientes dimensiones: 30 x 30 x 12 centímetros de altura. También posee un sensor para hacer el camino inverso, ya que puede escanear una pieza real y transformarla en una malla virtual vectorizada. “Sumado a la capacidad tecnológica de este nuevo equipo, tenemos el conocimiento de los docentes y la creatividad de los alumnos para elevar aún más los resultados”, evaluó el profesor Daniel Voda, director del Departamento de Asignaturas Afines y Complementarias de la UNNOBA.
La herramienta posibilita una formación técnica superior en diseño e implementación de modelos industriales, producir pequeñas producciones a baja escala y crear modelos prototípicos para investigación, desarrollo e innovación de uso pedagógico propio y para terceros. También permite -a futuro- poner en funcionamiento talleres de modelería y maquetería. Además habilita a los alumnos a tomar contacto con el producto del diseño terminado, facilita la corrección de errores de diseño, toma de medidas equivocadas, problemas funcionales y hasta permite evaluar estéticamente el producto antes de enviarlo a producción, lo que elimina el aumento de costos por error de diseño.