En los últimos días varios robos y asaltos han generado malestar y preocupación en nuestra ciudad. Es que los malvivientes parecen estar al acecho y, actuando con rapidez e inteligencia previa, buscan dar sus golpes.
Luego del robo perpetrado hace un par de semanas a una vecina de la calle Hilario Lagos al 800, entre viernes y sábado últimos hubo algunos hechos más que generaron profunda consternación, ya que familias conocidas y queridas sufrieron por distintos tipos de asaltos, en los cuales los “amigos de lo ajeno” actuaron sin presencia de moradores. Lo más llamativo es que algunos de estos hechos se produjeron caída la tarde, donde el moviendo en la ciudad es muy importante. Uno de los hechos fue en un domicilio de calle Paso al 200, otro en Paso al 600, otros tuvieron como epicentro viviendas ubicadas en Presidente Perón al 200, y uno más importante en calle Eva Perón. Es indudable que, pese a que desde algunos sectores se busca silenciar los episodios que ocurren, se deben tomar medidas profundas y urgentes.