Mientras las aguas comienzan a bajar luego del agosto más lluvioso en décadas en la provincia de Buenos Aires, especialistas agroclimáticos advirtieron que el fenómeno de “El Niño”, lejos de concluir se va a acrecentar durante los meses de septiembre y octubre.
Consultado, el ingeniero Eduardo Sierra señaló que “hay un episodio de ‘El Niño’ en marcha, por lo que las lluvias abundantes seguirán ocurriendo”. Según el especialista, “hay buenas posibilidades productivas por el agua caída, pero el problema es que algunas zonas ya es excesivo”.
Por su parte, el asesor agroclimático Anthony Deane, director de la Weather Wise Argentina, indicó respecto de la situación productiva que “es difícil de calcular, habrá áreas demasiadas inundadas para que la producción pueda destacarse”.
El especialista indicó que el agua caída “es favorable para la cosecha gruesa, jugará a favor, pero habrá momentos muy especiales, donde el productor deberá estar muy preparado con la logística sobre todo en el mes octubre, donde habrá mal tiempo cada tres días y esto hará que el piso no esté en condiciones para que ingresen las maquinarias. Seguramente la siembra se postergará”.
Un informe del INTA Clima y Agua difundido en los últimos días muestra que las perspectivas de precipitaciones para el período septiembre-octubre son entre “superior” y “muy superior” a la media en casi todo el territorio bonaerense a excepción de la costa atlántica, mientras que en el mes de noviembre los excesos hídricos se concentrarán en el sudoeste y noreste provincial.
Frente a esto, Sierra indicó que “habrá una disminución en el área sembrada”, puesto que más de tres millones de hectáreas permanecen bajo el agua. Sin embargo, destacó que a nivel nacional se espera una buena cosecha, puesto que en gran parte del territorio hay condiciones de humedad óptimas para encarar la cosecha.
Deane, por su parte, consideró que “el productor agropecuario sembrará la gruesa en noviembre” y que “habrá tormentas aisladas de baja cobertura geográfica”. Además, vaticinó que “enero de 2013 será un mes seco y febrero cubrirá lo que durante enero no llovió”.

SEMANA “SECA”
En tanto, el pronóstico del tiempo para lo que resta de semana muestra nulas probabilidades de lluvia hasta el sábado, cuando puede haber caída de agua en el sudoeste bonaerense, aunque se estima que no superará los 10 mm.