Cada tanto el mundo editorial presta atención a problemas graves dentro de la realidad social. Uno de los temas más apremiantes de nuestra contemporaneidad surge de los múltiples casos que se denuncian sobre violencia de género. Muchos de esos casos terminan en femicidios. Lamentablemente, estamos asistiendo a un fenómeno que recién parece mostrar su lado más despreciable. Por lo tanto, es acertado que se publiquen libros que nos lleven a tomar conciencia del flagelo.
Mariana Carbajal es una reconocida periodista en diferentes medios con una amplia trayectoria. Su libro se titula Maltratadas. Violencia de género en las relaciones de pareja (Aguilar). Funciona como documento de denuncia y como testimonio de voces –susurrante en algunos casos- que han padecido el acoso y la brutalidad en diferentes formas.
Entre el 1ª de enero de 2008 y el 30 de septiembre de 2013 se registraron 1.432 homicidios de mujeres y niñas como consecuencia de la violencia machista”. Los números son anónimos, pero a su vez resultan escalofriantes. Desde una atrapante y clara perspectiva de investigación periodística.
Carbajal se dedica disolver los ¨mitos” que existen en relación con los vínculos violentos en las parejas: ¨ La violencia de género es cosa de pobres”, ¨No hay que meterse en los problemas de la parejas”, ¨Si no hay golpes, no hay violencia”, ¨Los hombres son violentos por naturaleza” son algunos de los mitos que se analizan.
¨Él violento machista considera a su pareja o ex pareja como parte de su propiedad al punto de apropiarse hasta de su cuerpo, matándola”. Llegar a un caso tan extremo demuestra que el estado no tiene los mecanismos para evitar esas tragedias, y que muchas veces los recursos asignados no son suficientes y que el personal que asiste no está calificado de manera pertinente.
Selva Almada es una escritora de ficciones, que con dos novelas ha logrado adquirir una voz narrativa de una singularidad envidiable. Ahora su obra ha dado un arriesgado salto poniendo en juego la novela, la investigación de tono policial, la crónica y un relato que avanza con un narrador en primera persona que recuerda su infancia y va tratando de encontrar la clave de tres femicidios ocurridos en los 80 pueblos de santa Fe y Córdoba. Chicas muertas (Mondadori) da cuenta de cómo la violencia de género se vive de manera casi silenciosa, como una costumbre que se debe aceptar con naturalidad.
Ángeles. Mujeres jóvenes víctimas de la violencia es un proyecto colectivo coordinado por Norberto Chab que reúne crónicas de los casos que más resonancia han tenido en el ámbito mediático. Periodistas de investigación relatan hechos siguiendo las diversas líneas de investigación que se han propuesto. Manipulando expedientes, entrevistando a familiares, escrudriñando en los archivos de los diarios, los autores van diagramándolos violentos asesinatos que han cruzado los últimos treinta años. Son un total de ochos textos donde los nombres de Ángeles Rawson, Candela Sol Rodríguez, Natalia Melman, Marianela Rago son los signos de dolor y tristeza que resuenan en nuestra sociedad. Ojala no se sume un nombre más.